Aliviar el dolor de espalda tan solo con la respiración es posible

Aliviar el dolor de espalda utilizando únicamente técnicas de respiración es posible. Es precisamente eso lo que queremos explicarte en este artículo. Si sufres problemas de espalda te aconsejamos que nos leas atentamente. Seguro que podremos ayudarte con estos simples consejos.

Aliviar el dolor de espalda con la respiración

Primero debemos hablar de un músculo concreto que explica cómo es posible. Se trata del transverso del abdomen. Este músculo tiene la función de implementar la estabilidad de la zona entre la pelvis, el abdomen y la espalda. En concreto, es un músculo que va desde el ombligo hasta la columna vertebral rodeándola.

Este músculo es en parte el causante de la opresión de nuestras vísceras. Su estructura forma parte de nuestro proceso de respiración. Este músculo puede ejercitarse para llevar a cabo una respiración lenta. Con este tipo de respiración conseguiremos aliviar el dolor de espalda. Se debe a que en parte conseguiremos rebajar la presión que ejerce y que causa en parte los dolores de espalda.

Así pues, queremos describir la técnica que puede ayudarte a aliviar el dolor de espalda. En primer lugar, debes sentarte cómodo, en un sitio donde puedas también apoyar la espalda. Después cierra tu boca y toma aire por las fosas nasales en una respiración profunda que dure al menos cuatro segundos.

Posteriormente debes aguantar el aire dentro de ti por al menos siete segundos. El siguiente paso consiste en expulsar el aire de nosotros. Debemos hacer una exhalación larga que llegue a durar hasta ocho segundos. Este proceso debe ser repetido cuatro veces en dos sesiones al día. Con ello contribuiremos a aliviar el dolor de espalda.

¿Por qué sucede esto?

Hay que dejar claro que existe una relación directa entre una mala respiración y nuestro dolor de espalda. También la hay si queremos por tanto aliviar el dolor de espalda. Esto se debe a que la respiración involucra a numerosos músculos y estructuras de nuestro cuerpo. Al no respirar bien contribuimos a generar tensión en la zona así como  nudos musculares y contracturas.

En especial es importante realizar la técnica antes mencionada si no tienes mucha actividad física. Tu respiración y tus pulmones no estarán bien entrenados al no estar obligados a llenarse a plena capacidad. Por ello para aliviar el dolor de espalda estas técnicas vendrán bien.

Existe además otro método proveniente del yoga. Se llama Nadi Sodhana Pranayama. Para hacerlo primero debemos sentarnos con las piernas cruzadas y colocando nuestra columna lo más recta posible.

En segundo lugar taparemos un lado de la nariz e inhalaremos aire por el otro. Debemos aguantar seguidamente la respiración estirando la espalda y dirigiendo el aire hacia el sitio de nuestro cuerpo que nos duela. Aguanta el aire y deja libre el otro lado de la nariz.

Por último, exhala todo el aire que tenías dentro por el agujero que antes estaba tapado.

Así pues, aliviar el dolor de espalda es posible con la respiración. En general un buen ejercicio de respiración no sólo contribuye a hacer que estemos más relajados. Ayuda a que adquiramos hábitos saludables para nuestro cuerpo en una actividad tan fundamental como esta.

Te animamos a probarlo por ti mismo y comprobar sus resultados a la hora de aliviar el dolor de espalda. Seguro que te sorprenderá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *