Ecógrafo y fisioterápia

Los ecógrafos nos permiten obtener imágenes de nuestros órganos internos con el objetivo de detectar y diagnosticar posibles enfermedades y anomalías en nuestro cuerpo. Este instrumento médico se utiliza en diferentes especialidades cómo fisioterapia, ginecología, cardiología o urología entre otros.

En Natural Spine disponemos de la última tecnología aplicada a la Fisioterapia y Quiropráctica. En nuestro centro encontrarás los más modernos equipos de ultrasonido. Por ello, nuestros pacientes disfrutan de un diagnóstico y tratamiento muy efectivo.

¿QUÉ ES UN ECÓGRAFO?

Los ecógrafos emiten ultrasonidos, imperceptibles para el oído humano, que penetran en el cuerpo hasta llegar a las diferentes zonas que queremos analizar. Una vez estos ultrasonidos acceden a los órganos internos se produce un efecto rebote, el cual sirve para devolvernos los ultrasonidos en forma de imagen. Mediante una ecografía es posible valorar algunas zonas blandas como tendones, músculos, ligamentos, vasos sanguíneos, etc.

Las ventajas que nos ofrece un ecógrafo a la hora de detectar, valorar y observar la evolución de una lesión ha permitido aplicar con mayor precisión el tratamiento más recomendable para cada lesión. La inmediatez que ofrece esta prueba con respecto a otras como la resonancia magnética es otro valor añadido para un profesional de la fisioterapia.

Con la ecografía nos aseguramos precisión en el tratamiento. Puede ser utilizada para guiar una punción con fines terapéuticos: aspiración para citología, drenaje o infiltraciones precisas. Llegando exactamente al tejido dañado.

Gracias a la ecografía podemos diagnosticar con mayor exactitud el estado de un paciente y podemos realizar tratamientos muy específicos a la zona lesionada.

Post navigation