El cuello y la espalda son las nuevas víctimas por el uso de teléfonos móviles o tabletas. Mantener una mala postura mientras los utiliza lleva a las personas a sufrir el síndrome de ‘text neck’.

Si tiene a la vista a algún adolescente o a un adulto utilizando dispositivos móviles, fíjese un segundo en la posición en la que se encuentra. Es bastante probable que al utilizarlos, esa persona tienda a inclinar la cabeza y los hombros hacia adelante, como si estuviera jorobada, ¿no es así?

Pues bien, esa postura puede generar secuelas en la salud esquelética de las personas y provocar un nuevo padecimiento conocido como text neck (cuello de texto). El cuello de texto es un trastorno muscular que aparece por mala posición del cuello a la hora de usar dispositivos electrónicos. En ocaciones los padres no tienen en cuenta la inadecuada postura que adoptan sus hijos al utilizar teléfonos móviles o tabletas. Estos malos hábitos pueden generar severos problemas a nivel de la columna cervical (cuello), columna torácica (espalda) e incluso, columna lumbar (espalda baja). Incluso se pueden generar hernias discales, dolores de cabeza, vértigo, entre otras.

 

Esta advertencia la hacen médicos, fisioterapeutas y quiroprácticos preocupados por la cantidad de pacientes, especialmente niños y adolescentes, que pasan conectados a dispositivos durante horas; así, se incrementa el riesgo de sufrir complicaciones en esas partes del cuerpo.

¿Cuáles son las razones por las que esta postura es tan dañina?

El peso promedio de la cabeza de un niño ronda los 2 kilogramos y la de un adulto podría alcanzar los 5 kilogramos. Por cada dos centímetros que la inclinemos hacia adelante, la presión ejercida sobre la columna cervical aumenta el doble.

Si al usar el teléfono móvil inclinamos el cuello de 45 a 60 grados, la columna vertebral se somete a cargas que pueden alcanzar hasta los 15 o 27 kilogramos.

Pero aún hay más, el peso que soporta el cuello debe multiplicarse por el tiempo en que se utilizan los dispositivos. Comúnmente los adolescentes pasan hasta tres o más horas jugando a videojuegos, enviando mensajes de texto o revisando sus redes sociales desde su dispositivo móvil.

Es decir, se podría inferir que al año, estas poblaciones acumularían entre 700 y 1.400 horas de excesivo estrés sobre las vértebras cervicales, lo que a futuro se traducirá en pérdida de la curvatura natural, desgaste prematuro, degeneración y posiblemente cirugías.

El uso de móviles también se ha asociado a otros problemas de salud como la miopía que va en aumento, así como otras afecciones visuales.

¿Cómo puede saber si sufre de text neck?

Este problema se caracteriza por rigidez (contractura muscular) y dolor de cuello, hombros y espalda. Los pacientes también se quejan de dolores de cabeza y vértigo, así como de entumecimiento y hormigueo en las manos e insensibilidad en dedos.

El cuadro se complica con el sedentarismo. Al tener poca actividad física, los músculos del cuello, hombros y espalda comienzan a debilitarse y a resistir menos tiempo la posición viciosa que se adopta al utilizar móviles. Esto hace que se incrementen los dolores y la sensación de cansancio, convirtiéndose en un círculo vicioso.

A medio y largo plazo, también pueden surgir problemas más serios. Entre ellos, la aparición de dolores tipo neuropático (por la inflamación de los nervios que pasan a través de la columna), hernias de disco y alteraciones en el alineamiento de las vértebras de la columna cervical (debido a inflamación crónica de los ligamentos del cuello).

¿Qué hacer para no padecer cuello de texto?

Mejorar la postura corporal (levantar la cabeza), disminuir el tiempo en que se emplean estos aparatos electrónicos y efectuar más ejercicio son algunas de las recomendaciones. Sin embargo, si las molestias persisten, lo mejor será acudir al especialista.

Existen algunas apps que pueden ayudarle a corregir este problema y mejorar su postura al utilizar aparatos móviles como teléfonos y tabletas. Una de ellas es Text Neck Indicator que le avisa al usuario cuándo se está usando el dispositivo de una manera incorrecta. También está Relieve Neck Pain que ofrece una serie de 10 minutos de ejercicios para aliviar las dolencias del cuello.

Los ajustes quiroprácticos deben incluirse como parte de los cuidados rutinarios de los niños, la infancia constituye una etapa de riesgos para la columna vertebral. Visitar a un Quiropráctico previene problemas de salud en el futuro.