Quiropráctica: La aliada perfecta del triatleta

El triatlón es un deporte olímpico que consiste en realizar tres disciplinas deportivas, natación, ciclismo y carrera a pie. Se realizan en orden y sin interrupción entre una prueba y la siguiente. Se trata de un deporte multidisciplinar en el que trabajan todos los músculos del cuerpo pero además incorpora una parte técnica muy importante, que se obtiene a través de la natación y que obliga al deportista a estar al 100%.

Es una disciplina abierta a todo el mundo, en la que cada persona se marca los objetivos que quiere conseguir y esto es lo que más engancha de este deporte ya que al final todo el mundo acaba superando sus propias metas. Así, lo que empieza siendo un pasatiempo informal se convierte en una auténtica pasión.

 

Si acaba de llegar a este deporte, lo primero es analizar su salud y el estado real de forma física antes de comenzar a entrenar.  Lo mas recomendable es hacer una prueba de esfuerzo lo más completa posible.

Si tiene sobrepeso, recuerde que al correr puede ser mucho impacto para sus articulaciones, así que tendrá que procurar perder esos kilos y a la vez, fortalecer las articulaciones que van a soportarlo con trabajo específico de gimnasio.

También tiene que tener en cuenta que el triatlón es un deporte de alta resistencia, que demanda una dieta especial. La premisa básica de la nutrición en el triatlón, consiste en mantener una alimentación variada, rica en macronutrientes, pero moderada. Además el enorme desgaste físico que conlleva, exige una buena hidratación durante su práctica. Para hacerlo, debemos tomar dos vasos y medio de agua o bebidas isotónicas, dos horas antes de la actividad, y uno, quince minutos antes. La hidratación durante la prueba o entrenamiento, se realiza cada 15 ó 20 minutos de trabajo. 

Tomando estas precauciones, el triatlón va a ayudar a que su salud mejore de forma exponencial en pocos meses.

 

¿CÓMO PUEDE AYUDAR LA QUIROPRÁCTICA A UN DEPORTISTA?

Muchos deportistas a su rutina de entrenamientos han incorporado las ventajas que ofrece la quiropráctica. Normalmente empieza siendo algo ocasional (casi siempre después de las competiciones). Con el paso del tiempo, muchos recurren a la quiropráctica como pre-tratamiento antes de las pruebas.

El ajuste quiropráctico rompe las adherencias en las cápsulas articulares y alinea correctamente las articulaciones, lo que les permite moverse correctamente. Esto provoca que las articulaciones se sientan más liberadas y permitan trabajar con mayor movilidad. La correcta alineación del cuerpo que se consigue mediante los ajustes, alivia y recupera más rápidamente las lesiones y ayuda a prevenirlas.

Los problemas mas habituales de los triatletas suelen ser dolores cervicales, lumbalgias y fascitis plantares. La quiropráctica no solo trata estas dolencias, también ayuda a estos deportistas a optimizar su rendimiento físico y a mejorar su preparación de cara a las pruebas.

La quiropráctica es uno de los cuidados más recomendados para deportistas de cualquier nivel que quieren mejorar su forma física de forma integral.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *