Aumentan los dolores musculares derivados del teletrabajo

Adaptar el puesto de trabajo en casa no siempre es fácil, por eso es recomendable cambiar con frecuencia de postura y levantarse cada 45 minutos.

La rápida adopción del teletrabajo motivada por el confinamiento ha provocado que se hayan tenido que adaptar en casa espacios para trabajar que no estaban destinados a ello y que pasemos muchas horas delante del ordenador de forma distinta a como se hacía en la oficina.

En esta imagen se muestra cómo evitar dolores crónicos causados por la posición en nuestro entorno de trabajo.

La diferencia fundamental con el entorno de oficina no esta solo en la silla, la mesa o el tipo de teclado, sino también en las pausas voluntarias o involuntarias que estando en casa, en muchos casos, obviamos, manteniéndonos en la misma postura durante largos periodos.

Por este motivo, fisioterapeutas y quiroprácticos recomendamos el movimiento y los cambios posturales durante cortos periodos de tiempo para evitar que se puedan producir molestias. Lo ideal es levantarse cada 45 minutos, así como trabajar de pie con una mesa alta el 30% de la jornada, intentando diseñar un puesto de trabajo en altura ya que cambiando la postura hacemos que el cuerpo se mueva y evitamos así posibles lesiones.

La quiropráctica ofrece una solución eficaz, natural y segura al dolor de espalda.

Post navigation